Esta semana está siendo bastante dura.

He venido muchas veces a Sevilla y he llegado a estar aquí una semana,dos o incluso tres,pero nunca había sentida la profunda nostalgia que siento estos días por mi ciudad y por todo lo que he dejado allí. Sé que es cuestión de tiempo y de hacerme a la idea y sobretodo de no olvidar que aquí también tengo cosas maravillosas. Pero esta primera semana ha sido difícil, porque no he podido evitar pensar en mi madre,en mis hermanos,en Antonio,en mi tía Alicia,en las vistas de la ventana de mi habitación y en como me gustaba fumarme un cigarro asomada a ella en las noches.

Borja me dice “no lo pienses”. Pero él puede hacer esas cosas,puede dejar de pensar y no sentir tristeza.Yo no sé hacer eso.

Ahora mismo,él y mis amigos están abajo en el salón,jugando a la Xbox y riendo.Yo no puedo.No me siento con ánimos.

He hablado hoy con mis hermanos y mi madre,pero me gustaría verlos.Y aún queda más de un mes.

También siento un poco de agobio,como ya he comentado anteriormente.por lo de encontrar un trabajo.Realmente nadie me mete presión,pero yo la siento.Siento que no puedo alargar mucho el periodo de estar parada y mientras encuentro algo y no,busco desesperadamente cursillos para poder hacer y aprender más de mi profesión,con toda la ilusión del mundo de adquirir más conocimientos y refugiarme en estudiar,que es lo único que me hace olvidar la incertidumbre y consigue que me sienta como cuando estudiaba en el instituto y no tenía que pensar en un futuro laboral próximo,ni en paros,ni en faltas de experiencia ni nada.

Sin embargo,no todo son penas.Aquí estoy por fin con Borja y es maravillosa la sensación de despertarme cada mañana a su lado y el no tener que estar pensando en los días que quedan para verle. Y aunque pueda sonar poco progresista o incluso machista,me gusta que al llegar a casa después de trabajar,se encuentre con su ropa planchada y su comida en la mesa,supongo que porque es mi manera de contribuir mientras no trabajo.

Como decía Rafa en el post anterior,los comienzos son difíciles.Y tengo miedo de no encontrar trabajo,o de verme trabajando nuevamente en la hostelería,que es lo que menos quiero.

Espero poder reirme dentro de poco de mis temores y pensar en ellos como un sueño lejano.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: