Apenas escribo ya. El convivir con alguien a veces parece que resta tiempo para tu mundo interior, porque sólo piensas en facturas,empleo,en el perro,en si la casa está lo suficientemente limpia,en quedar con los amigos,en ir a ver la familia,en si debes o no poner una lavadora ese día…en fin…la vida de adulto.

Cuando tenía 15,16,17 años…qué distintas eran las cosas. Y qué distintas eran las preocupaciones y los sueños. Eso sí,hay un sueño que se cumplió. Siempre soñé con esa persona con la que pasar el resto de mi vida. Yo siempre he sido una cursi…es triste,pero era así. Soñaba con encontrar al amor de mi vida, casarme y ser feliz y comer perdiz.

Eso sí, lo de regalar anillos, o colgantes de corazoncitos,las flores…no iba conmigo. Y ahora me sorprendo pensando que no me importaría(aunque sigo sin querer un colgante de corazón).

Últimamente sobre todo,hablamos de boda. De los invitados, los padrinos, qué pondríamos de comer, que estilo de boda queremos, la despedida…y sabemos que no tenemos el dinero y dios sabe,tal y como están las cosas, cuando podremos casarnos. Pero queremos hacerlo y nos hace ilusión.

En fin…la verdad es que formar parte del mundo de los adultos no es ningún chollo. Responsabilidades y realidad. Y más realidad. Y mucho miedo,incertidumbre…

Pero el mayor triunfo de mi vida,la mayor suerte que he tenido (descontando el día que me fui de casa,ese día fue uno de los mejores de mi vida), ha sido conocer a Borja y tener una relación con él.Y ahora vivir con él. Nunca pensé que pudiera tener tanta suerte, sobre todo sabiendo la cantidad de parejas que hay por el mundo que no funcionan, que tienen problemas constantes entre ellos.

Hay mcuhos divorcios, muchas separaciones. Pero nadie dice que Borja y yo no podamos llegar a viejitos juntos, queriéndonos igual que nos queremos hoy,por ejemplo.

Todavía me quedan sueños juveniles. Aunque la mayoría son sueños adultos. Pero pienso, ¿Qué pasará cuando me haya casado y haya tenido hijos? ¿Cuáles serán mis aspiraciones entonces? Supongo que tengo sueños comunes, porque soy común,no soy como esa gente que tiene unos sueños especiales y que son diferentes. En mi vida aspiro a eso, a casarme con el amor de mi vida,tener hijos…y un trabajo estable.

Y viajar…quiero viajar a todas partes. Nueva York, Grecia, Roma, París, Londres, la India, Tokio, Méjico, Argentina…quiero ver mundo.

Mientras se tengan sueños, la vida tiene un sentido.

Una respuesta to “”

  1. Tú lo has dicho… lo malo es ver a esa gente que no tiene ningún sueño, ninguna expectativa, ningún interés. Eso es estar muerto en vida. Así que alégrate de ser como eres, y de tener amor. Lo demás ya vendrá…
    Besitos!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: