Archivos para octubre, 2011

Con Les Luthiers las penas son menos

Posted in Cuaderno de navegación on octubre 30, 2011 by lapieldeltambor

La relación entre Borja y yo se ha acabado definitivamente. El plazo se acabó y su respuesta ha sido que no me quiere.

Pero no quiero hablar de eso. Quiero hablar de algo más alegre y empezar a olvidar. Va a ser difícil, pero creo que puedo comenzar a superarlo con este post. Es un pequeño comienzo.

Así que quiero hablar de lo mucho que me gustó el espectáculo de Les Luthiers el sábado. Como siempre que voy a verlos, fui feliz. Nada importaba mientras los veía actuando. Son unos maestros, unos profesionales. Y ver en vivo y en directo a Daniel Rabinovich y Marcos Mundstock en el diálogo de Esther Píscore, es algoincreíble y fantástico.

En fin, que no tengo palabras. A la salida, quise esperar para verlos e intentar conseguir una foto con alguno de ello. Tenía especial interés en Daniel Rabinovich, ya que es mi favorito y lo lo admiro muchísimo.

Y lo conseguí. Pude hacerme dos fotos con dos de ellos. Son encantadores y muy amables. Y la foto me encanta. Creo que la he colgado en todos los sitios donde se pueden colgar fotos :). Y este blog no va a ser menos.

Aquí la dejo. Cada vez que la miro me siento muy afortunada. Así que en este día triste, la miro y saco fuerzas, porque si tuve momentos como el de ayer, todavía me quedan muchos más.

 

Cinema Paradiso

Posted in Cine on octubre 23, 2011 by lapieldeltambor

Para mí el cine en algunas ocasiones es más que un simple entretenimiento. Más que una forma de pasar el rato. Y con Cinema Paradiso, esa sensación se reafirma aun más.

Esta película es maravillosa. Llena de ternura, ingenuidad,bondad y una belleza que se traduce en una banda sonora hermosísima y unos diálogos y escenas conmovedoras.

Automáticamente, pasa a mi top 10 de películas, junto con El Padrino. Hacía mucho tiempo que no disfrutaba tanto con una película y me ha llegado al alma. Imprescindible.

Cinema Paradiso es una historia de amor por el cine. La película narra la historia de un niño de un pueblecito italiano, en el que el único pasatiempo es disfrutar de las películas del cine Paradiso. Subyugado por las imágenes en movimiento, Salvatore cree ciegamente que el cine es magia, pero, un día, Alfredo, el operador, accede a enseñarle al pequeño los misterios y secretos que se ocultan detrás de una película. Salvador va creciendo y llega el momento en el que debe abandonar el pueblo y buscarse la vida. Treinta años después, recibe un mensaje, en el que le comunican que debe volver a casa. (FILMAFFINITY). http://www.filmaffinity.com/es/film420972.html.

La sinopsis es un poco escueta y ni por asomo te imaginas que luego vas encontrar un mundo maravilloso. Pero de verdad,merece la pena.

Incertidumbre y punto muerto

Posted in Cuaderno de navegación on octubre 19, 2011 by lapieldeltambor

Me enviado un evento hoy en el Facebook para ir a una cena o encuentro, con las chicas de mi colegio, del Regina. Las chavalas de mi promoción.

No voy a ir. Ni siquiera tengo claro porqué me invitan, ya que yo no era nada popular en ese colegio y sé de buena tinta que más de una y de dos no me tragaba. Tampoco yo las tragaba a ellas.

No me hace nada de ilusión ir y hacer como que me alegro de verlas y me importa sus vidas. Soy así de rencorosa. La única persona de allí con la que tendría algún tipo de encuentro es con MªÁngeles y con ella ya mantengo el contacto y sigo quedando.

El caso es que he mirado un poco sus fotos, porque soy rencorosa pero finalmente la curiosidad me puede. Y allí estaban, algunas con fotos en las que salen vestidas de novia, otras con niños en los brazos,todas sonrientes,algunas viviendo en otras ciudades.

Y yo sigo aquí. Tal y como estaba cuando salí del instituto y empecé la universidad (que nunca acabé). Viviendo con mi hermano, sin trabajo, sin novio, sin un futuro claro.

Aunque haya vivido estos años y aunque incluso,haya estado en Sevilla uno de ellos compartiendo piso con la persona que me dejó hace un mes, al final, he vuelto al mismo punto en el que estaba.

Da un poco de miedo pensar que en estos años no he hecho nada. Bueno, empecé dos carreras, me eché novio, me fui a Sevilla un año, hice un módulo de administración…y aquí estoy otra vez. En el paro, intentando estudiarme unas oposiciones que sinceramente, aún no sé muy bien ni para que son y poco más.

Es posible que tomara malas decisiones en mi vida, pero lo que hice, ya está hecho y no se puede volver atrás, así que no me lamento por ello. Pero si tengo miedo al que va a ser de mi vida, porque no tengo nada.

Es raro…hace un año, estaba en Sevilla,buscando trabajo y ciertamente,agobiada pensando en si tendría que volverme a Granada por la crisis. Y hoy, estoy aquí,de nuevo en casa.

Ahora mismo,mientras escribo no me siento deprimida,quizá algo fracasada y con un poco de inseguridad respecto al futuro, pero intento mantener un tono esperanzador, de que todo tiene que acabar por salir bien.

A lo mejor es verdad eso que me han dicho ya varias veces desde que Borja me dejó, de que si me ha pasado esto, es porque algo mejor tiene que ocurrirme. Quien sabe.

Ya veremos, cuando vaya pasando el tiempo, como se va desarrollando, lo que ahora es una vida con todo en el aire.

Luchando

Posted in Cuaderno de navegación on octubre 10, 2011 by lapieldeltambor

La primera semana en Granada ya ha pasado y ha sido espantosa. Con momentos de desolación absoluta y noches de soledad.

La suerte es que el tiempo es maravilloso. El cielo azul de esta ciudad es uno de los más limpios y bonitos que conozco y el paisaje de mi ventana también me encanta, lo que reconforta un poco. Hubiera sido más difícil si hubiera estado lloviendo.

Borja y yo tenemos un acuerdo. A final de mes, me traerá el resto de mi cosas y para entonces él tiene que haber decidido si quiere estar conmigo o no…Debería haberle dicho que no hay vuelta atrás (de hecho lo hice, pero no he sido capaz de mantener mi decisión) y empezar a olvidarle desde ya. Sin embargo espero esa fecha, o como dice Pilar, que es abogada, estamos esperando la sentencia. Y aunque lo más probable sea que esté condenada, todavía guardo un resquicio de esperanza de que sea favorable.

Sin embargo, ¿qué puede hacer que él pueda pensar que sí que me quiere? si sobre todo, sabe que estoy aquí, esperando su decisión y sabe que, al menos ahora mismo y seguramente por un tiempo, me tiene segura. Es la pérdida lo que nos hace darnos cuenta de lo que tenemos. Y a mí no me tiene perdida.

A pesar de todo, le dije que haría mi vida. Es decir, espero su decisión, pero sigo intentando avanzar, aunque sé que el camino avanzado no habrá servido de nada si me dice que no, porque entonces tendré que comenzar de nuevo.

No me resigno a perderle, quizá porque sé que él siente algo. No es simple intuición, es más que eso. Son frases, hechos, que me lo demuestran, aunque él no sea consciente. Quizá es por eso por lo que sigo aquí esperando. Cuando sé que tengo alguna oportunidad y hay algo que deseo de verdad, no me rindo. Lucho hasta que se me agotan los medios, hasta que sé, que no hay nada que hacer.

Es posible que sea tonta y estoy segura de que más de uno  y una, me dirían que debo tener más dignidad, que debo dejarle atrás. Pero sé que una relación como la que he tenido con él, no es fácil de encontrar. Para mí era una relación, que si bien en un principio no valoré como debía, después sí que lo hice y me desviví por ella. Por nosotros. Porque pensaba que era afortunada y que no todo el mundo puede tener esa suerte.

Es posible, que la cosa no fuera tan especial como yo pensaba. Sobretodo si ahora no estamos juntos. Pero nadie sabe como él y yo, como es nuestra relación. Y como ya he dicho, peleo por lo que quiero. Así que haré mi último esfuerzo por una persona que, aún, creo que merece la pena.

Después, si yo no merezco la pena para él, entonces seguiré mi camino.

 

Ya en Granada

Posted in Cuaderno de navegación on octubre 3, 2011 by lapieldeltambor

Empezó el otoño y yo he vuelto a mi casa. En esta época Granada está preciosa y las vistas desde mi ventana también lo son.

Me siento triste,sin embargo. Borja ha dejado un agujero en mi corazón que es difícil arreglar. Sé que el tiempo todo lo cura, que no es el fin del mundo, que todo pasa…la gente no para de decírmelo. Y ya lo sé. Pero duele, duele como hacía mucho tiempo que no sentía dolor. Quizá nunca he sentido un dolor así.

Es difícil hacerse a la idea de que todo acabó y que nuestra relación no es para siempre. Que ni siquiera es especial,como yo creía. Me siento una ingenua.Llegué a creer verdaderamente en el amor.

Aún no comprendo qué ha pasado. Todo iba perfectamente…o quizá iba perfectamente para mí. Pero no había señales de deterioro. Ahora él siente miedo de que quizá se haya equivocado, porque esto ya no puede volver a reconstruirse. Es mentira que el amor lo puede todo. Y yo no voy a hacer más sacrificios por él. Algo además, que nunca me pareció que el valorara ni agradeciera.

Ahora me incorporo a una nueva rutina e intento mirar hacia delante y no hacerlo hacia atrás. No quiero,no me merezco sufrir. Ya han pasado dos semanas y el tiempo sigue avanzando,llevándose cada día, un poco de tristeza de mi corazón. Aunque aún queda mucho por reconstruir.